Averigua cual es tu estructura de carácter y descúbrete a ti mismo – Primera parte

Averigua cual es tu estructura de carácter y descúbrete a ti mismo

 

Todos nos sentimos diferentes… y lo somos.

Todos tenemos nuestro carácter, nuestra estructura de carácter, esta es la expresión utilizada por los psicoterapeutas corporales para describir determinados tipos físicos y psicológicos.

Tras realizar amplias observaciones y estudios, Wilhelm Reich, llegó a la conclusión de que se podía encajar en cinco categorías principales a la mayoría de las personas a las que trataba.  En un trabajo conjunto, los doctores Al Lowan y John Pierrakos, establecieron originalmente las categorías de los principales aspectos de las estructuras de carácter en los niveles físicos y de personalidad.

J. Pierrakos añadió la dimensión espiritual y energética del ser humano a los elementos puramente biológicos y patológicos desarrollados por Reich, parte de su trabajo consistió en relacionar la función del chakra con las estructuras de carácter.

Este trabajo fue ampliado, desarrollando las pautas aurales generales y los sistemas de defensa energética por Bárbara Ann Brennan.

Las cinco estructuras de carácter son: Esquizoide, Oral, Desplazada o Psicopática, Masoquista y Rígida. Teniendo en cuenta que el yo de la personalidad/cuerpo de cada persona está formado por proporciones distintas de cada estructura de carácter y esa combinación es única, nadie más la posee.

 La estructura Esquizoide

 

La estructura Esquizoide

En este caso la primera experiencia traumática tiene lugar antes de nacer, en el alumbramiento o bien durante los primeros días de vida.

El trauma se centra en torno a alguna hostilidad recibida directamente de un progenitor, como el enfado de uno de ellos, el hecho de que uno de los padres no quiera al niño o la desconexión entre madre e hijo en el momento del parto.

Esto puede ser muy traumático para un niño mientras que en otro no produce ningún efecto, dependiendo de la naturaleza del alma que está llegando y de la tarea que haya elegido para sí misma en esta vida.

La defensa energética natural consiste en retroceder al mundo del espíritu del que procede el alma. Esta defensa se hace habitual y la persona la emplea en cualquier situación en que se sienta amenazada y trata de mantenerse unida en el nivel de la personalidad.

Su fallo básico es el miedo, miedo a no tener derecho a existir. En su relación con los demás hablará en un lenguaje despersonalizado, en términos absolutos, y tenderá a intelectualizar lo cual contribuye a confirmar su percepción de estar separado de la vida y de no existir realmente.

En un proceso terapéutico muestra su queja en forma de miedo y ansiedad enorme.

Lo importante es que entienda que para sentir que existe debe sentir la unidad, debe reforzar los límites que definen quién es y sentir su fuerza en el mundo físico.

Estas personas pueden abandonar sus cuerpos con facilidad y lo hacen con bastante regularidad.

Cuando se inicia la resolución del proceso terapéutico surge la parte mas desarrollada de la personalidad para decir: “Soy real”.

A nivel corporal, el resultado es un cuerpo que parece una combinación de piezas que no están integradas físicamente. Por lo general son altas y delgadas, las articulaciones suelen ser débiles, y el cuerpo falto de coordinación, con las manos y los pies fríos.

La persona es por lo común hiperactiva y no está unida al suelo. Muchas veces mantiene la cabeza ladeada y su mirada es vaga, como si estuviera ausente. Son personas huidizas, de difícil trato, muchas de ellas empezaron a masturbarse en su primera infancia, conectando así con la fuerza vital a través de la sexualidad para sentirse viva.

Lo que una persona de carácter esquizoide intenta evitar mediante su sistema de defensa es su temor interior, el miedo a la aniquilación. Cuando se dé cuenta de que dicho terror está relacionado con su rabia interior puede encontrar la liberación. Bajo esta rabia se encuentra el gran dolor de saber que lo que necesita es amar, conectarse con otros seres humanos y nutrirse de ellos, sin embargo en muchos casos no ha sido capaz de crear tal conexión en su vida.

Si puede mantenerse unido al suelo y dejar escapar el terror y la rabia, liberará su dolor interior y el deseo de conexión con los otros y dejará espacio para que entre el amor a sí mismo.

Las personas que presentan un carácter esquizoide o una parte del mismo en la constitución de su personalidad suelen ser muy espirituales, con numerosos  conocimientos y multitud de ideas creativas pero sin conexión entre ellos.

La tarea personal se orienta al enfrentamiento con su temor y su rabia interiores que bloquean su capacidad para materializar su enorme creatividad y en poner de manifiesto su espiritualidad en el mundo material.

 

La estructura Oral

 

La estructura Oral

El carácter oral se crea cuando se detiene el desarrollo normal durante la fase oral del crecimiento. En la infancia la persona sufrió la perdida de su madre o ésta no le daba suficiente. El niño compensó la pérdida haciéndose “independiente” demasiado pronto, empezando a andar o hablar muy temprano. La persona tiene miedo a pedir lo que realmente necesita porque muy en el fondo está seguro que no se lo darán.

Sus sentimientos sobre la necesidad de que la consideren desembocan en actitudes de dependencia, tendencia a colgarse o agarrarse a alguien y en una agresividad atenuada. Para compensar adopta un comportamiento independiente, que se desploma cuando es sometida a tensión, entonces, su receptividad se transforma en pasividad rencorosa y la agresión se convierte en voracidad.

Esta persona se siente vacía y hueca y no desea asumir responsabilidades.

Su cuerpo está poco desarrollado, con largos músculos delgados y flácidos, y se deja llevar por la debilidad. No parece adulta ni madura, se cuelga de los demás antes el temor de ser abandonada, no sabe estar sola y experimenta una exagerada necesidad de calor y apoyo de los demás. Para lograr proximidad y contacto recurre a la sexualidad.

La persona oral ha sufrido muchos desengaños en su vida, muchos rechazos en sus intentos de tender la mano, por lo tanto se convierte en un amargado y nunca tiene bastante.

A nivel de personalidad exige ser nutrido y satisfecho, en la interacción con los demás habla empleando preguntas indirectas que reclaman cuidados maternales.

En el proceso terapéutico se queja de pasividad y fatiga, se dice: “Si pido, no es amor; si no pido no lo lograré”

Para resolver su problema necesita encontrar y poseer lo que precisa, y aprender a vivir su vida de manera que satisfaga sus necesidades, necesita aprender a mantenerse sobre sus propios pies.

Cuando se inicia la resolución, surge el yo superior de la personalidad para decir: “Estoy satisfecho y lleno”.

Los mecanismo de defensa que emplea principalmente el carácter oral son de negación verbal, la succión oral y los posibles dardos verbales que emplea para atraer la atención más que para provocar ira.

La tarea vital consiste en aprender a confiar en la abundancia del universo e invertir el proceso de agarre. Necesita dar y abandonar el papel de victima, enfrentarse a su miedo de estar sólo y descubrir que está unido a la vida.

Cuando se libera su yo superior hace buen uso de su inteligencia en trabajos creativos de tipo artístico o científico.

 

La estructura Desplazada o Psicopática.

 

La estructura Desplazada o Psicopática.

La persona que muestra una estructura desplazada ha vivido en su primera infancia la experiencia de tener un progenitor del sexo opuesto secretamente seductor.

El psicópata formaba un triangulo con sus padres y comprobó que le resultaba difícil obtener apoyo del progenitor del mismo sexo. Se puso de parte del otro, el del sexo opuesto, pero no logró lo que deseaba, se sintió traicionado y lo compensó manipulando a este progenitor.

Su respuesta a dicha situación es la de intentar controlar a los demás como pueda, aunque tenga que mentir y autocontrolarse.

Exige ser apoyado y alentado, tiene una enorme inclinación hacia el poder y la necesidad de dominar a otros. Dispone de dos formas para obtener el control: intimidar o hacer labor de zapa por medio de la seducción.

Su sexualidad suele ser hostil y desbordante de fantasía. Muestra fuertes sentimientos de superioridad y desprecio lo que es en realidad un profundo complejo de inferioridad.

Su queja en el momento de iniciar la sesión de curación es el sentimiento de derrota. Desea ganar pero que le apoyen significa rendirse y eso, según piensa, significa derrota, y dice:”Tengo que tener razón o me muero”.

Cuando surge el yo superior de la personalidad dice: “Me rindo”.

En su cuerpo se observa una falta de conexión entre las dos mitades. Su pelvis está poco cargada, fría y fuertemente sujeta. Hay gran tensión en los hombros, en la base del cráneo y en los ojos; las piernas son débiles y el individuo no está conectado al suelo.

La estructura psicopatita se alza contra el miedo al fallo y a la derrota, teme que le controlen y le utilicen, y está asustado ante la perspectiva de que lo consideren una victima, algo totalmente humillante para él.

Recurre a la sexualidad en el juego del poder, el placer es secundario a su conquista.

Su tarea vital consiste en encontrar una autentica rendición mediante el vaciado gradual y el abandono de su tendencia a controlar a los otros y mediante la entrega de su ser y sus sentimientos sexuales más profundos. Con ello puede satisfacer su profundo deseo de establecer contactos con los demás y sentirse un ser humano.

Cuando aparece su yo superior, el individuo muestra una gran honradez e integridad.

Puede emplear su intelecto, altamente desarrollado, para solucionar conflictos ayudando a los demás a hallar la verdad.

Es muy diestro en la gestión de proyectos y posee un corazón grande y pletórico de amor.

Todos sabemos que es lo qué más deseamos hacer con nuestra vida,

 más que ninguna otra cosa en el mundo.

 La cuestión es averiguar el cómo hacerlo.

Continúa en el artículo siguiente.

Fuente: Barbara Ann Brennan

Imagen: Ekaterina Moré

Mamen Lucas

Ona Daurada

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.