Compasión – Cuento de la India

Compasión – Cuento de la India from Ona Daurada on Vimeo.

Rāmānuja, uno de los tres grandes maestros del Vendata, era generoso.

Consideraba a todos los seres humanos por igual, a todos les prestaba atención, tanto a hombres como a mujeres, fuera cual fuera su casta.

Era incluso cordial con los sin casta. Escandalizaba a las gentes de su tiempo. Cuando todavía buscaba su camino, se acercó a un maestro y le imploró que le iniciara. Le ofreció una nuez de coco.

El maestro, al reconocer un alma grande, tomó la nuez y la partió de un golpe seco y le dijo, sin mediar palabra, que su espíritu estaba quebrantado y que su ego podía fluir.

Luego murmuró el mantra sagrado al oído del discípulo.

-Repítelo con ternura, con inteligencia por supuesto, con abandono y pasión, sobre todo con desasimiento. Este mantra es muy poderoso, te liberará sin falta de la ignorancia. Repítelo en secreto, guárdalo en el fondo de tu corazón, no se lo comuniques a nadie.

-¿Por qué no puedo decirlo en voz alta, delante de la gente?

-Si lo divulgas, liberará a quien lo oiga, pero tú seguirás errando en este mundo, lleno de ignorancia y de dolor.

Tan pronto como Rāmānuja abandonó al maestro, trepó sobre el tejado del templo más alto.  Desde allí, llamó a la población con voz fuerte:

-Venid y prestad atención: el maestro me ha entregado el poderoso mantra que salva ciertamente a aquel a quien se le transmite.

Escuchadlo, repetidlo: “oṁ namo nārāyaṇā”. ¿Lo habéis oído bien?

¡om namo nārāyaṇā, oṁ namo nārāyaṇā!

Evidentemente, el maestro también lo había oído. Hizo llamar a Ramānuja.

El discípulo acudió sin demora.

-¿Por qué, pese a mi advertencia, has divulgado ese precioso mantra en la plaza publica? –le preguntó, lleno de estupor.

– Estoy dispuesto a vivir otras mil vidas de ignorancia y de dolor si quienes veo allí, ante mí, en la plaza, quedan todos salvados en esta vida –respondió apaciblemente el discípulo.

Texto: Cuentos de los sabios de la India

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *