Grietas

 

Los pájaros cantaron
al hacerse de día.
“Empieza de nuevo”,
oí que decían.
No pierdas el tiempo
pensando en lo que ya pasó
o en lo que aún no ha pasado.
Tañe las campanas que aún pueden repicar,
olvídate de tu ofrecimiento perfecto.
Todo tiene una grieta:
Así es como entra la luz.

Leonard Cohen

Este poema de Leonard Cohen, sencillo, bello y repleto de sabiduría, nos habla de la esperanza de cada amanecer, del momento presente como lo más valioso, de las cosas nuevas que aún nos pueden ocurrir, de amar lo imperfecto porque así es nuestra naturaleza y nuestra realidad; y por último lo más luminoso del poema:

Todo tiene una grieta: Así es como entra la luz. 

Esa luz que aparece en medio de las discusiones más acaloradas como instantes de comunicación abierta y congruente.

Esa luz que aparece cuando encontramos la solución a problemas complejos y que nos parecen imposibles de resolver.

Esa luz que aparece cuando personas tristes y solitarias encuentran con quien hablar.

Esa luz que aparece cuando en un día gris y apagado nos sonríe un niño.

Esa luz que aparece cuando en las personas distantes y hoscas brilla una chispa de amabilidad y empatía.

La misma luz que aparece cuando decidimos preservar en los intentos, cuando nos comprometemos con nosotros mismos y con los demás, cuando tomamos la resolución de seguir adelante, de perdonar a quien nos hizo daño, de reencontrarnos con amigos… de vivir la vida.

Y finalmente esa brillante luz que aparece cuando comprendemos que es a través de esas gritas nuestras, que son nuestros defectos o nuestras heridas, por donde podemos realizarnos, evolucionar y crecer más en luz y sabiduría.

Imagen: Lubov Zubova

Mamen Lucas

Ona Daurada

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.