La colina de las congojas

La colina de las congojas from Ona Daurada on Vimeo.

Cuando los dirigentes comunitarios descubrieron este sitio, habían logrado posesionarse de un bello lugar, lleno de pequeñas elevaciones, colinas, caños y otros hermosos parajes.

Los caños llenos de sardinas y peces, y las vegas cubiertas de muchas especies de árboles, proyectando la frescura de sombras reconfortantes, bañados todos con suaves brisas permanentes.

El lugar era habitado por gente alegre, en medio de muchas dificultades de la vida, pero trabajaban, criaban ganado.

Todo era hecho en el lugar según la voluntad de Dios, y no había nada más que esperar.

El tiempo transcurría, el pueblo crecía, se multiplicaba la gente, las actividades seguían en aumento, pero no todo era alegría. Esta se mezclaba también con congojas.

Cuando las aflicciones eran intensas, los afligidos acudían a la cima de una colina para olvidar sus preocupaciones. En esta colina la gente lograba olvidar sus problemas y redefinir nuevas opciones de vida, para seguir luchando.

Por estas razones la colina fue designada: “La Colina de las Congojas”.

La Colina de las Congojas es un lugar de singular atractivo. Desde su cima se observa a lo lejos el horizonte, proyectando una vista amplia, al tiempo que está permanentemente bañada de vientos suaves; todo esto propicia que el cuerpo y la mente recuperen fuerzas y se formulen las respuestas ante los interrogantes de la vida.

Los miskitu tienen muchos conocimientos. Desde los tiempos ancestrales actúan según criterios de tiempo, espacio y método. Para cada cosa consideran el dónde, cuándo, cómo y cuánto. Por eso las comunidades sobreviven.

Desde la cima de la colina se observa lejos y a la redonda, logrando comprender muchas cosas; las posiciones en las colinas le proporcionan a uno ventajas para vencer. Por eso la colina es símbolo de poder, es como un Dios.

Si se siente agobiado y abatido, alcance la cima de una colina para meditar la resolución de sus problemas.

Petronila Mayorga

Cuentos, leyendas y tradiciones indígenas del Caribe nicaragüense

Imagen:  Adrián Gómez

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *