¿Has pensado en “el efecto mariposa” de tu comportamiento? Los tres tipos de mentes

¿Has pensado en “el efecto mariposa” de tu comportamiento? Los tres tipos de mentes

 

La Teoría del Caos se inicia en 1963 cuando el meteorólogo Edward Lorenz publicó un sencillo modelo matemático de las condiciones meteorológicas, llegando a la conclusión de que cambios minúsculos en el estado inicial de un sistema conducen con el tiempo a consecuencias de gran escala. En la Teoría del Caos esto se conoce con el nombre “efecto mariposa”, por la afirmación, algo extrema, de que una mariposa aleteando hoy en Pekín puede originar una tormenta en Nueva York el mes que viene.

Este descubrimiento que sacudió en principio a la comunidad científica, ahora, no sólo es aceptado sino que ha sido el punto de partida de la geometría fractal y de las nuevas matemáticas que son cruciales para entender el mundo vivo que nos rodea.

 

¿Has pensado en “el efecto mariposa” de tu comportamiento? Los tres tipos de mentes

 

¿Y qué pasa con nosotros?

Creemos lo que nos dice la ciencia pero pensamos que eso no nos atañe a nosotros.

Pensamos, hablamos y actuamos sin tener en cuenta las consecuencias. Puede que nos sepamos la teoría pero no la ponemos en práctica.

Para algunos, somos almas (o energía)  encarnadas en un cuerpo físico, para otros el resultado de un proceso evolutivo de la naturaleza; el cómo, el por qué o el para qué es igual, el resultado es que todos los seres humanos afectamos el campo electromagnético de la Tierra y ésta afecta nuestro campo electromagnético. Nuestro campo, nuestra energía perturba (en el sentido científico de la palabra) nuestro entorno, y debido al efecto mariposa, esta perturbación se extiende por el continuom espacio-tiempo.

 

¿Has pensado en “el efecto mariposa” de tu comportamiento? Los tres tipos de mentes

 

Somos mente

Decimos que tenemos una mente aunque en realidad es que “somos mente”, una mente poderosa, fluctuante e inestable. Una mente que utiliza como vehículo el cuerpo físico.

Lo que sabemos, pensamos o sentimos depende de nuestra mente. Con está mente creamos nuestra historia, “nuestro yo”, y nuestro mundo.

No podemos dejar de utilizarla, ni siquiera en el más profundo estado de meditación, no debemos dominarla pero sí podemos educarla, podemos hacer que esté a nuestro servicio y no al servicio de ella.

 

¿Has pensado en “el efecto mariposa” de tu comportamiento? Los tres tipos de mentes

 

Los tres tipos de mente

Mente Somática.- Es la mente del cuerpo, la mente que siente. Con ella nos sentimos a nosotros mismos y al mundo que nos rodea a través de los sentidos, está en contacto con las emociones y las acciones. Esta mente recuerda el pasado y vive el presente, pero no tiene conciencia del futuro, no puede pensar sobre uno mismo, ni visualizarse. Está en sintonía con nuestra historia personal y con la historia ancestral. Tiene los instintos, arquetipos y el conocimiento intuitivo. Es la principal mente inconsciente, aunque no la única.

Mente Cognitiva.- Es la mente racional, la mente que piensa. Utiliza representaciones visuales y auditivas para imaginarse a sí misma y el mundo que le rodea. Es capaz de crear planes, dar significados e imaginar posibilidades. Es la mente que juzga, que tiene valores y creencias. Es la mente consciente.

Mente Campo.- Es la inteligencia sistémica que está más allá del individuo. Son los contextos en los que se puede desarrollar nuestra vida (familia, trabajo, cultura, entorno) y constituyen un segundo tipo de “mente inconsciente”, que es el inconsciente creativo más allá de la persona. También se llama Campo Relacional o Mente Relacional.

 

¿Has pensado en “el efecto mariposa” de tu comportamiento? Los tres tipos de mentes

 

Campo generativo

Es esta Mente Campo o Relacional la que nos conecta con todo y con todos, con la que ejercemos nuestro”efecto mariposa”, la que nos da acceso al inconsciente colectivo, la que nos  permite y favorece la aparición de ideas para crear algo nuevo.

Los humanos somos seres generativos por naturaleza y, capaces de crear un espacio relacional armónico y equilibrado entre las tres mentes, para conectarnos con un Campo Generativo de Conciencia del que forma parte nuestro yo más profundo.

 

 

Este video “Cómo crear y conectar con tu campo generativo o transformador” muestra la forma de abrir la conciencia desde nuestro centro hacia las cuatro direcciones, de sentir esa energía sutil, de ser observador y participante.

¡Esperamos que lo disfrutes!

Imagen: Sofía Bonati

Mamen Lucas

Ona Daurada

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *