El jardín del corazón – Meditación

301881_10150850900691369_895313175_n

 

Colócate en una posición cómoda y haz una respiración profunda para relajarte.

Imagina que una parte energética de ti se separa, va disminuyendo de tamaño hasta ser pequeñita y camina por tu cuerpo. En el centro del pecho ves que hay una trampilla, la abres y encuentras una escalera que te lleva hasta una hermosa y luminosa sala, al fondo encuentras una puerta blanca, la abres y ante ti aparece el más bello jardín que nunca has visto, es el jardín de tu corazón.

Observa todos los detalles, si hay casas, árboles, plantas, flores, gente. Observa la luz que hay en este lugar, si oyes algún ruido, alguna música, voces, si hueles algún olor especial,….

Vas caminando por el jardín y llegas delante de una zona donde juegan niños y niñas pequeñitos, de 2 a 3 años.  Obsérvalos cuidadosamente. Míralos bien. Uno/a de ellos/as te llama la atención, te fijas y compruebas que eres tú cuando tenías esa edad. Observa, como es su cara, sus ojos, sus cabellos y la ropa que lleva puesta, ¿le recuerdas? Coge a este niño/niña en brazos y dile cuanto le quieres.

Después continúas tu paseo disfrutando de ese bello lugar, más adelante oyes gritos y risas y ves chavales de 10 a 14 años, aproximadamente, te acercas y compruebas que uno/a de ellos eres tú. Observa, como es su cara, sus ojos, sus cabellos y la ropa que lleva puesta, ¿le recuerdas?  Puede ser que te apetezca decirle o preguntarle algo a este chico/a, como te ve, si está contenta/o, si se imaginaba que llegarías a ser quien eres o a lo mejor tenía una idea diferente,…. Ahora es el momento adecuado para conversar con ella/el. Abrázalo/a y dile lo que quieras, lo que sientas,….

Ahora colócate en el papel del chico/a y mira a esta persona adulta que tienes delante de ti, obsérvala como es y dile lo que sientes por ella, todo lo que quieras decirle……

Te despides de el/ella y le pides perdón por si en algo le has defraudado y dile que le perdonas por aquello que sin querer hizo y te influyó durante mucho tiempo.

Continúas tu camino y escuchas una conversación de un grupo de personas, de unos 30 años, sentadas sobre la hierba y compruebas que una de esas personas eres tú.

Te acercas y observas, como es su cara, sus ojos, sus cabellos y la ropa que lleva puesta, ¿le recuerdas?  Puede ser que te apetezca decirle o preguntarle algo, como te ve, si está contenta/o, si se imaginaba que llegarías a ser quien eres o a lo mejor tenía una idea diferente,…. Ahora es el momento adecuado para conversar con ella/el. Abrázalo/a y dile lo que quieras, lo que sientas,….

Y escucha lo que ese tú de hace tantos años te quiere decir.

Después, te despides de el/ella y le pides perdón por si en algo le has defraudado y dile que le perdonas por aquello que sin querer hizo y te influyó durante mucho tiempo.

Al final del jardín, posiblemente, en el lugar más hermoso, ves un banco y una persona sentada, te vas acercando y comprobando que esa persona eres tú, tú tal como eres en este momento, te sientas a su lado y la miras. Eres tú, pero algo distinto/a, está radiante y feliz, con una gran sonrisa y sus ojos son limpios y dulces.

La abrazas y te integras en ella y sientes que realmente es así como tú eres, que esa persona es tu verdadero ser. Que eres valiosa, valiente, dulce, tranquila, serena, llena de paz y felicidad, porque ahora sabes quien eres de verdad.

Te despides y haces nuevamente el camino de vuelta, pero ahora sabes que siempre que quieras puedes ir a visitar a tu verdadero ser, a quien en realidad eres.

Imagen: Philippe Fernadez

Música vídeo: » Spiegel Im Spiegel» Pärt

Ona Daurada

El jardín del corazón – Meditación from Ona Daurada on Vimeo.

2 comentarios en “El jardín del corazón – Meditación

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.