La reina Malika

La reina Malika from Ona Daurada on Vimeo.

La reina Malika, esposa del rey Kosala, fue una de las prime­ras damas que se convirtieron al budismo. El rey no era budis­ta, pero la quería mucho.

Una noche de luna llena, ellos se sentían muy románticos y el rey le preguntó:

-Querida mía, ¿a quién amas más?, esperando que ella diría “por supuesto, majes­tad, es a vos a quien más quiero”.

Pero, siendo budista, ella dijo:

-Sabes, querido, me quiero más a mí misma.

Y el rey dijo:

– Sí, lo cierto es que, si me pongo a pensar, yo también me quiero más a mí mis­mo.

Al día siguiente fueron a ver a Buda, y Buda les dijo:

-Todos los seres se quieren más a sí mismos. Si te quieres más a ti mismo, entenderás que los demás seres también se quieren más a sí mismos. Y el mejor modo de quererte a ti mismo es no explotarte. Si cultivas la avaricia, el odio y el engaño, te estás explotando al máximo.

El paso siguiente —dijo Buda al rey y a la reina—, es no sentir que sois superiores a los demás. Para mí, esto es parte de la libertad. Si practicáis el sentimiento de no ser superiores a los demás, también debéis practicar el sentimiento de no sentiros inferiores a los demás.

Y por último se os enseñará a no sentiros iguales a los demás. Entonces podréis ir más allá del dualismo, y una vez que vas más allá del dualismo, es posible “ser con el otro”.

Y ésa es la ver­dadera libertad: libertad del dualismo, estar más allá de ti y de mí, más allá de yo y de tú.

Sulak SrVaraska

2 comentarios en “La reina Malika

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *