Las expectativas – anhelo o deseo de que se produzca un deseo o un acontecimiento

Expectativa significa “anhelo o deseo de que se produzca un resultado o un acontecimiento, implica un cierto grado de certeza, hasta el punto de realizar preparativos o anticipar ciertas cosas, acciones o sentimientos”.

Las expectativas influyen sobre nuestro comportamiento de diferentes modos, dependiendo de hacia donde se dirijan.

 

 

Expectativas de resultado

En la psicología cognitiva moderna se distingue entre la expectativa de resultados, que es fruto de la estimación personal de que determinado comportamiento conducirá a determinado resultado, y la expectativa de eficacia propia, que está relacionada con la convicción de que es posible desarrollar con éxito el comportamiento necesario para que se produzca el resultado esperado.

Por lo general, la falta de expectativas de resultado conduce a un sentimiento de “desesperanza” que hace que la persona se abandone a la apatía. La ausencia de expectativas de eficacia propia, por su parte, conduce a un sentimiento de inadecuación que hace que la persona se sienta “impotente”.

Las expectativas fuertemente positivas, en cambio, pueden llevar a la persona a invertir un esfuerzo extra y a liberar capacidades dormidas.

Con respecto al cambio y al aprendizaje, la expectativa de resultado, está relacionada con el grado en que la persona espera que las capacidades y los comportamientos que está aprendiendo o en los que se está implicando lleguen realmente a producir los beneficios deseados.

 

 

Expectativas de eficacia propia

La expectativa de eficacia propia se relaciona con el grado de confianza que uno mismo tiene en su propia eficacia o capacidad para aprender las nuevas habilidades, o bien para incorporar los comportamientos necesarios para alcanzar el resultado deseado.

Conseguir los resultados deseados en situaciones difíciles por medio de una actuación eficaz, contribuye a reforzar la confianza de uno mismo en las capacidades que ya tiene.

Según la Programación Neurolingüística (PNL), la expectativa es un mapa mental que relaciona acciones y consecuencias futuras. Este mapa reflejaría nuestro comportamiento, los resultados de nuestro comportamiento o acontecimientos que nos pueden suceder. Cuando estos mapas son muy fuertes, son capaces de influir sobre nosotros con más fuerza que la propia realidad que nos rodea.

 

 

La fuerza de una expectativa

La fuerza de una expectativa está en función de la solidez de la representación de la consecuencia anticipada. Desde la perspectiva de la PNL, cuanto más puede una persona ver, oír y sentir en su imaginación alguna consecuencia futura, más fuerte será la expectativa correspondiente.

Por consiguiente, las expectativas pueden ser intensificadas mediante el enriquecimiento de las sensaciones, las imágenes y los sonidos internos, asociados con una posible acción o consecuencia futura. De forma parecida, las expectativas se debilitarían si disminuyera la calidad o la intensidad de las representaciones internas asociadas con las posibles consecuencias futuras.

 

 

Estrategias para desarrollar expectativas positivas

La Programación Neurolingüística proporciona una serie de estrategias para ayudar a desarrollar expectativas positivas y manejar las expectativas negativas. El planteamiento fundamental de la PNL para el establecimiento o el cambio de expectativas implica una de estas dos estrategias

  • Trabajar directamente sobre las representaciones sensoriales internas asociadas con la expectativa.
  • Trabajar sobre las creencias subyacentes que construyen la fuente de la expectativa.

Todos creamos expectativas y esperamos

 que el mundo se adapte a ellas.

 Las diferencias entre el mundo en general y las expectativas que construimos con respecto a él

 son la base de muchos de los quebrantos de nuestra vida.

 

Imagen: Ágata Wierzbicka

Fuente: Robert Dilts

Núria Batlle

Ona Daurada

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *