Somos seres duales

 

Una de las leyes universales es la ley de la Polaridad: “Todo es doble, todo tiene dos polos”. En la naturaleza existe la polaridad masculina y la femenina.

La polaridad masculina, representa la energía expandida, la fuerza centrífuga, la acción, el movimiento y la polaridad femenina lo contenido, la fuerza centrípeta, la estabilidad y la receptividad.

En la naturaleza lo lineal, lo recto y los ángulos es lo masculino, mientras que las curvas, espirales o helicoidales es lo femenino. A la naturaleza le es más fácil lo recto.

 

 

La pareja interior

Estos dos tipos de energías confluyen en el ser humano. Aunque se debe aclarar que no es lo mismo lo masculino y el hombre, ni lo femenino y la mujer. Somos seres duales  y poseemos en nuestro interior lo masculino y lo femenino.

Lo masculino tiene que ver con la acción, la dirección, lo lineal y la creatividad. Separa y divide, es pragmático, claro, simple y ordenado. Se asocia con el lado izquierdo del cerebro que comanda las funciones de nuestro lado derecho del cuerpo, lo Yang, que rige nuestro sistema nervioso simpático. Cuando estamos más en nuestro masculino, estamos más enfocados en nuestros objetivos y centrados en nuestras tareas. Nos dirigen la decisión y la firmeza.

Lo femenino en nosotros, tiene que ver con la receptividad, lo circular, el tiempo no lineal y la gestación de la creatividad. Lo femenino envuelve, se relaciona con la vulnerabilidad, la dulzura, la generosidad, la empatía y con un tipo de unión intuitiva y telepática.

Lo femenino une y nos da la capacidad de permanecer entre dos opuestos y abrazar la contradicción para llegar a la paradoja.

Se focaliza en el hemisferio cerebral derecho, que rige las actividades de nuestro lado izquierdo del cuerpo y equilibra nuestra horizontalidad al nivel de nuestros hombros y brazos, que son  las extensiones del corazón. Es nuestra parte Yin.

Normalmente el hombre es portador de la esencia más masculina y la mujer de la femenina, aunque ambos contienen las dos energías dentro. Puede ocurrir que una mujer tenga más esencia masculina que femenina y que la esencia de un hombre sea más femenina que masculina.

 

 

¿Cómo actuamos?

Habitualmente tenemos una gran confusión entre lo masculino y lo femenino. Actuamos con energía femenina en situaciones en las que resultaría más adecuada la energía masculina y viceversa.

Es importante conocer cómo son y cómo funcionan estas dos energías en nosotros y la necesidad de equilibrarlas y unificarlas, pues somos los artífices de nuestra vida y necesitamos ambas para realizar una buena creación.

Cuando nuestras energías creativas masculinas y femeninas están alineadas, equilibradas y actuando bien juntas, estamos en la parte alta del Ser.

Si la energía masculina sana está en relación con lo femenino saludable, la creatividad masculina tiene el espacio y la oportunidad de llegar a nuevas ideas y construir nuevos planes, tiene la motivación y el deseo de aprender, crecer y expandirse a nuevos reinos de posibilidades.

Si la energía creativa femenina sana está en alineación y equilibrio con lo masculino sano, aparece la estructura y la base necesaria para  diseñar fácil y apasionadamente, planificar, ejecutar y llevar a cabo los sueños.

La energía masculina equilibrada proporciona la estructura, la fiabilidad y la estabilidad, es fiable, enfocada, tiene fuerza, y proporciona un sentido de protección a la energía femenina para experimentar en sí misma de forma segura y con permiso. Cuando la energía femenina está segura y tiene el permiso, es expansiva y creativa.

La energía masculina protege a todos los seres,

 la energía femenina nos lleva al camino del Amor y la Unidad.

Imagen: Tomasz Alen Kopera   

Mamen Lucas

Ona Daurada

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

6 comentarios en “Somos seres duales

  1. Que pasa cuando uno de los seres muere Qué sienten la energías desaparecen o como nis ayuda superar el dolor mi energía era lo mismo yo y el murió pero aun haci en ocacion persivi sien olor

    1. Lo descrito arriba, habla de un solo SER. Es decir que una persona es DUAL, una parte de su cerebro posee un hemisferio derecho (femenino) y un hemisferio izquierdo (masculino.) Cuando ambas partes del cerebro se complementan es entonces cuando se equilibra el SER y proporciona estructura.

      1. Tal como dice el artículo somos seres duales y nuestro cerebro tiene un hemisferio izquierdo y un hemisferio derecho, y en cada hemisferio están localizadas actitudes y conocimientos diferentes.
        Lo ideal es que los dos hemisferios estén equilibrados.
        Poseemos en nuestro interior lo masculino y lo femenino aunque no está localizado estrictamente lo femenino en el hemisferio derecho y lo masculino en el izquierdo, como energías que son ocupan todo nuestro Ser.
        No necesariamente el tener los dos hemisferios equilibrados implica tener equilibradas las dos energías.

    1. Ejercitando tanto las habilidades intelectuales, lectura, cálculo, lógica, matemáticas, como las más abstractas como el arte, la música, la poesía, la visualización y la meditación. Gracias Urannia!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.