El sonido cósmico de OM

El sonido cósmico de OM – Meditación from Ona Daurada on Vimeo.

Escucha el  sonido cósmico en el lado sensitivo derecho de tu cabeza.

Siente como se extiende por el cerebro.

Oye su estruendo continuo y arrollador.

Escucha y percibe como se difunde ahora por la columna ver­tebral,

y abre súbitamente las puertas del corazón.

Siente como resuena en cada tejido, en cada sentimiento, en cada fibra de tus nervios.

Cada célula sanguínea, cada pensamiento, danza en el mar de la estruendosa vibración.

Observa cómo se expande la esfera de la vibración cósmica, cómo pasa veloz a través del cuerpo y la mente,  hacia la tierra y la atmósfera que la rodea, hasta el éter sin aire y los millones de universos de la creación.

Medita sobre la progresiva difusión del sonido cósmico, la cual ha pasado a través de los universos  físicos hasta los  sutiles rayos que sostienen toda la materia manifestada.

El sonido cósmico se entrelaza con los millones de rayos multicolo­res.

Ha entrado al reino de los rayos cósmicos.

Escucha,  contempla, y siente el abrazo del sonido cósmico y de la luz eterna.

El sonido cós­mico penetra ahora el corazón ígneo de la energía cósmica, y ambos se funden en el seno de la conciencia y del gozo cósmico.

El cuerpo se funde en el universo.

El universo se disuelve en la voz inaudible.

El sonido se funde en la luz que ilumina todas las cosas.

Y la luz entra en el seno del gozo infinito.

(Del libro “Meditaciones Metafísicas»  de Paramahansa Yogananda)

 

 

Significado del “OM” 

En el Hinduismo, “Om” es la sílaba sagrada de la que surge todo lo demás. Es un Bījamantra (bīja quiere decir “semilla”) dedicado al Absoluto y consta de cinco partes, a, u, m, vibración y silencio.

El Absoluto está representado en “Om”, se le identifica con la sílaba sagrada “Om”. Se considera que “Om” es el símbolo de la divinidad. Es un mantra sagrado, y debe ser repetido constantemente. “Om” es pranava, que significa alabanza a lo divino y consumación de la divinidad.

Las tres letras de “Om” representan los tres géneros; los tres gunas o modalidades de la naturaleza: ignorancia, pasión y bondad; los tres aspectos del tiempo: pasado, presente y futuro; y los tres gurús: madre, padre y preceptor.

También representan la tríada de la divinidad: Brahma, el creador; Visnu, el protector; y Siva, el destructor, del universo.

“Om” en su totalidad representa la realización que libera al espíritu humano de los confines de cuerpo, mente, intelecto y ego.  Meditando sobre “Om”, el discípulo permanece equilibrado puro y devoto. Se convierte en una gran alma (mahatmá). Halla la presencia del Supremo Espíritu en su interior, y alcanza la paz libre de miedo, disolución y muerte.

Mamen Lucas

Ona Daurada

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.