La fuente del amor

La fuente del amor

 

Dentro de nosotros existe una hermosa fuente que genera amor

 

En los tiempos actuales de crisis y prisas, nuestra conexión con el pulso de

la vida se afloja y el sentimiento de vacío desesperado se hace mas presente, nos desconectamos de los ritmos naturales del latido del corazón, de la respiración y del sentimiento. Nos desconectamos de nuestra fuente del amor

El amor se considera algo sentimental e irracional.

Se pasa por alto el amor como valentía o como habilidad de relación.

No se percibe el amor al yo y el amor al otro como una disciplina madura, tierna y rigurosa, sin embargo el amor es la forma más productiva de relacionarse con los demás y con uno mismo.

 

Estamos desconectados de nuestra fuente del amor

 

Texto de Thich Naht Hanh “La fuente del amor”

«La fuente del amor está en lo profundo de nosotros,

y podemos ayudar a otros a sentirse muy felices.

Una palabra, una acción o un pensamien­to pueden reducir

el sufrimiento de otra persona y traerle alegría.

Una palabra puede aportar co­modidad y confianza,

destruir la duda, ayudar a alguien a evitar un error,

reconciliar un conflicto o abrir la puerta a la liberación.

Una acción pue­de salvar la vida de la persona

o ayudarle a apro­vechar una oportunidad única.

Un pensamiento puede hacer lo mismo,

porque los pensamientos siempre conducen a palabras y acciones.

Si el amor está en nuestro corazón, cada pensamien­to,

palabra y hecho puede producir un milagro.

Como la comprensión es el fundamento mismo del amor, las palabras y

acciones que emergen de nuestro amor siempre son de ayuda.»

 

Imagen: Charles Bibbs

Mamen Lucas

Ona Daurada

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.