Relación entre las emociones, los pensamientos y los sentimientos

RELACION ENTRE LAS EMOCIONES, LOS PENSAMIENTOS  Y LOS SENTIMIENTOS

 

Cuando comprendemos la relación entre nuestras emociones, pensamientos y sentimientos, también conocemos que nuestras creencias tienen el poder de afectar el mundo. Y todo ello comienza  con la comprensión de las tres experiencias separadas, aunque relacionadas, que conocemos  como pensamiento, sentimiento y emoción.

 

La emoción es fuerza

 

La emoción es fuerza

La emoción es la fuente de energía

que nos impulsa hacia delante en la vida.

Tal como tenemos que poner riendas a la fuerza de un motor para que nos sea útil, debemos enfocar y canalizar el poder de la emoción para que sea productivo en nuestras vidas. Cuando no tenemos una dirección clara, nuestras emociones son dispersas y caóticas. Nuestras emociones pueden servirnos o destruirnos. La experiencia que tengamos vendrá determinada por nuestra capacidad de ponerles riendas y de darles direcciones. Y ahí entra el poder del pensamiento.

 

El pensamiento es dirección

 

El pensamiento es dirección

Mientras que podemos considerar que la emoción es una fuente de fuerza, los pensamientos son el sistema que dirige la fuerza, que la enfocan de maneras precisas. De manera que si bien nuestros pensamientos son importantes, no tienen mucho poder por sí mismos.

Hace algunos años, la National Science Foundation, informó que la persona media tiene unos mil pensamientos por hora. Dependiendo de si somos considerados “pensadores profundos” o no, podemos tener de doce mil a quince mil pensamientos por día. Por suerte para nosotros, la mayoría de nuestros pensamientos pasajeros son sólo eso: breves vislumbres de lo que puede ser, de lo que podría ser o de lo que ha sido.

Un pensamiento sin emoción que lo alimente es sólo un pensamiento,

no es bueno ni malo, correcto ni equivocado.

Por si mismo un pensamiento tiene poco efecto sobre las cosas e implica imaginar una posibilidad que está en la mente.

Llamamos deseo al pensamiento que carece del combustible emocional para plasmarlo. Aunque puede tener buena intención, nuestros deseos probablemente apenas tendrán efecto sobre nuestros cuerpos o sobre el mundo hasta que los despertemos.

 

El sentimiento es el motor

 

El sentimiento es el motor

Cuando unimos los pensamientos de nuestra mente

con el poder de las emociones, creamos sentimientos.

Si bien sólo hay dos emociones básicas, amor y miedo, podemos experimentar un número infinito de sentimientos. Algunos ejemplos son ira, compasión, furia, celos, gratitud, escepticismo, paz,….

Los sentimientos son los que realmente nos mueven a actuar y consiguen que se hagan las cosas.

Nuestros sentimientos pueden cambiar el mundo.

 

Fuentes: Gregg Braden

Imagen: Marc Figueras

Núria Batlle

Ona Daurada

 

Enlaces relacionados: 

https://onadauradaentrena.com/las-expectativas/

https://onadauradaentrena.com/las-emociones-como-las-hacemos-evolucionar/

https://onadauradaentrena.com/juicios-emociones-accion/

https://onadauradaentrena.com/las-mascaras-emocionales/

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *