Reserva para ti unas noches sagradas

Reserva para ti unas noches sagradas

 

Para sobrevivir debemos conocer lo sagrado, ese sentimiento que da sentido y valor a nuestra existencia. La mayoría de nosotros vivimos a un ritmo que hace imposible ese conocimiento. Por eso es importante este mensaje: “Resérvate para ti unas noches sagradas”.

Una noche sagrada es exactamente eso: una velada que reservas para ti, para hacer lo que te plazca, ya sea un paseo por el parque, darte un baño de espuma, una sesión de masaje, leer un libro, ir a un concierto o no hacer nada en absoluto. No hay nada planificado ni ninguna obligación.

 

Reserva para ti unas noches sagradas

 

¿Por qué sagrado? Es sagrado porque se trata de unas horas inviolables  

Lo que es sagrado se separa de la actividad mundana y se pone aparte para un objetivo más elevado. El tiempo te pertenece y tú decides. Si no te concedes esos espacios sagrados, te perderás en el ámbito de tu quehacer cotidiano. Si tienes hijos, tomarte esas veladas sagradas adquiere una importancia diez veces mayor.

Actualmente olvidamos que tener tiempo para nosotros mimos es fundamental para el desarrollo personal y también para alcanzar una mayor calidad de vida.

Por eso, no esperes a que te sobre tiempo para hacer algo. Reserva esa noche para ti, te lo mereces. Tu tiempo es tuyo, te lo has ganado y eso es algo que muchas veces olvidamos.

 

Reserva para ti unas noches sagradas

 

Haz lo que te guste, sólo tienes que pasar cuentas contigo mismo

Siempre que no perjudiques a nadie ni a nada, haz lo que quieras. No necesitas la aprobación de nadie, haz aquello que quieras hacer y no porque creas que debes hacerlo. Confía en tus amigos pero no dependas de ellos. Dedica tiempo a lo que de verdad te importa, a lo que estimas fundamental.

 

Reserva para ti unas noches sagradas

 

Reserva espacio y energía para tus gustos y prioridades 

No te quedes quieto, conoce gente, lugares, ten nuevas experiencias; eso le hace bien a tu alma. Siente que el mundo es tu hogar y tú creas en cada instante tu propia realidad, tú la construyes. Mira tu agenda, toma un rotulador amarillo y marca esas noches. Marca por lo menos una a la semana.

Haz que sea una gran velada en lugar de salir furtivamente y culpabilizarte.

¿Cuál es la noche de la semana que te vas a dedicar a ti? 

Imagen: Amanda Clark

Mamen Lucas

Ona Daurada

 

Artìculos relacionados:

https://onadauradaentrena.com/protegerse-con-elegancia/

https://onadauradaentrena.com/la-sonrisa-el-efecto-de-la-cara-feliz/

https://onadauradaentrena.com/organizate-de-una-vez/

https://onadauradaentrena.com/el-placer-no-nos-enriquece/

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *