¿Tienes ternura, determinación y humor? Las tres energías arquetípicas

¿Tienes ternura, determinación y humor?

 

Las energías arquetípicas se refieren a las diferentes energías que se manifiestan en el ser humano en cualquier proceso de vida, en cualquier cambio profesional o personal. Son intrínsecas en nosotros y son “arquetípicas”, porque forman parte de un patrón común entre todos los mitos y fábulas de las distintas culturas, religiones y géneros de todo el planeta.

Según Stephen Gilligan existen tres energías arquetípicas fundamentales, necesarias para completar con éxito nuestro viaje por la vida. Fuerza (poder, determinación, ferocidad), Compasión (ternura, apertura, amabilidad, delicadeza) y Humor (ganas de jugar, flexibilidad, creatividad)

 

¿Tienes ternura, determinación y humor?

 

La Fuerza

Es la energía que requerimos para pasar a la acción, para el posicionamiento interno, para tener la determinación necesaria a la hora de llevar a cabo cualquier decisión y poder alcanzar una meta, un objetivo, un propósito.

Nos ayuda a poner límites y evitar dejarnos avasallar o arrastrar inadecuadamente por las decisiones de otros en aquello que no estemos de acuerdo.

Esta energía está personificada en el arquetipo de El Guerrero, y nos mantiene en una atención relajada y dispuestos a pasar a la acción en el momento que consideremos o que las circunstancias lo requieran. 

“Se te dio esta vida, porque eres

 lo suficientemente fuerte para vivirla”.

Robin Sharma

 

 

La Compasión

La compasión es más intensa que la empatía, esta energía es un sentimiento humano que  nos permite percibir y comprender el sufrimiento del otro y nos mueve al deseo de aliviar, reducir o eliminar por completo dicho sufrimiento.

Esta energía está personificada en El Amante, y nos despierta un profundo deseo de ayudar al prójimo y aportar nuestras habilidades o destrezas para paliar el sufrimiento de los demás.

En el Amante priman valores como la gentileza, la generosidad, la delicadeza, la suavidad, la empatía y una profunda comprensión por los otros. Nos lleva a una actitud facilitadora y amable.

“Si deseas la felicidad de los demás, sé compasivo.

 Si deseas tu propia felicidad, sé compasivo.”

Dalai Lama

 

¿Tienes ternura, determinación y humor?

 

El sentido del humor

Es la energía que sentimos cuando que estamos en sintonía con la vida desde la diversión, la broma y la capacidad de reírnos de nosotros mismos.

La energía que necesitamos para buscar nuevas perspectivas, para ser creativos y flexibles ante las adversidades y los imprevistos

Es la energía personificada en El Mago, que utiliza su naturaleza para compensar la dureza que nos supone pasar por algunas situaciones, permitiéndonos percibir las circunstancias desde una postura desenfadada, divertida y fluir con más facilidad.

“El sentido del humor es una de las grandes creaciones de la inteligencia, 
capaz de resolver envenenados problemas de convivencia”. 
José Antonio Marina

 

¿Tienes ternura, determinación y humor?

 

La necesidad del equilibrio

Según Gilligan, es necesario mantener cierto equilibrio entre estas tres energías y humanizarlas llevándolas hasta nuestro centro.

Cuando alguna de estas energías nos desequilibran nos ponen en contacto con el lado oscuro: la destrucción, la sumisión, o, el cinismo.

La Fuerza es necesaria para mantener el compromiso y delimitar espacios, pero sin el contrapunto de la compasión y el humor, puede convertirse en violencia o agresión.

La Compasión es necesaria para poder contactar con los demás, para ser emocionalmente completos, y para poder dar y recibir eficazmente el apoyo necesario para crecer. Sin el contrapunto de la fuerza y el humor, la compasión y la ternura pueden transformarse en debilidad y dependencia.

El Humor es necesario para descubrir nuevas perspectivas, para ser creativo y para tener fluidez. Sin embargo, el humor sin fuerza y compasión puede convertirse en engaño y cinismo.

 

¿Tienes ternura, determinación y humor?

 

¿Cómo integrar estas tres energías?

Te proponemos este satisfactorio y sencillo ejercicio de la PNL (Programación-Neuro- Lingüística) que puedes realizar con la persona que tú elijas. Siendo tú A y B la otra persona.

La clave consiste en materializar, dominar e integrar estas tres energías, haciéndolas pasar una tras otra por nuestro centro interior.

Ejercicio:

  1. Siéntate cara a cara (A y B) con la otra persona. A y B se toman el tiempo necesario para “centrarse” y entrar plenamente en contacto con sus centros internos físicos, emocionales y espirituales.
  2. La persona A comienza, accediendo a la energía de la fuerza y llevándola hasta su centro. Cuando siente la presencia de esta energía en su cuerpo, establece contacto visual con B y le dice: Observa mi fuerza.

Manteniendo el contacto visual con A, cuando la persona B realmente ve o siente la fuerza en A responde: Veo tu fuerza.

  1. 3. Acto seguido, A contacta internamente con la energía de la compasión o ternura y la lleva hasta su centro. Cuando siente dentro de sí la presencia de esa energía, establece contacto visual con B y formula la invitación: Observa mi ternura.

Manteniendo de nuevo el contacto visual con A, cuando la persona B realmente ve o siente la compasión en A responde: Veo tu ternura.

  1. La persona A contacta ahora internamente con la energía del humor y la lleva hasta su centro. Cuando siente dentro de sí la presencia de esta energía, establece contacto visual con B y formula la invitación: Observa mi humor.

Manteniendo de nuevo el contacto visual con A, cuando la persona B realmente ve o siente el humor en A responde: Veo tu humor.

  1. Finalmente, la persona A centra su atención en la sensación de su propio centro. Cuando lo siente plenamente presente en todo su cuerpo, establece contacto visual con B y formula la invitación: Obsérvame a mí.

Cuando la persona B consigue ver o sentir realmente la plena presencia de B, le responde: Te veo.

A y B repiten el proceso cambiando sus papeles, de modo que ahora es la persona B quien invita a la persona A a ver su fuerza, su compasión, su humor y su presencia.

Imagen: Akzhana Abdalieva

Mamen Lucas

Ona Daurada

 

Artículos relacionados:

https://onadauradaentrena.com/como-plantear-adecuadamente-tus-objetivos/

https://onadauradaentrena.com/tu-curriculum-de-la-confianza/

https://onadauradaentrena.com/situaciones-de-doble-lazo-hagas-lo-que-hagas-no-ganas/

https://onadauradaentrena.com/aprendizaje-estamos-destinados-a-evolucionar/

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *