De la Felicidad al Bienestar

De la Felicidad al Bienestar

 

El ser humano lleva dentro de sí, de forma innata, el deseo de felicidad, podríamos decir que todo lo que hacemos es con el objetivo de buscar la felicidad, pero ¿Qué se entiende por felicidad?, ¿Qué es la autentica felicidad?,

¿Cómo encontrarla?

El problema de la palabra felicidad es que se ha usado tanto que ha quedado desdibujada, hasta el punto de representar un concepto impracticable para su estudio.

Martin Seligman es un psicólogo, educador y escritor norteamericano, que pasó de ser un especialista en depresión, para convertirse en todo un experto del optimismo y la felicidad. Basándose en la idea de que la solución no sólo estaba en reparar lo que estaba roto, sino también en nutrir las cosas positivas que tiene cada persona, se ha dedicado al estudio de las emociones positivas como la felicidad, la esperanza, la fuerza de carácter y el optimismo.

 

De la Felicidad al Bienestar

 

La Felicidad

En el año 2002 propuso lo que denominó la “Teoría de la auténtica felicidad”.

Según la cual no sólo era posible alcanzar la felicidad, sino que también podía llegar a cultivarse, utilizando las características que se poseen. La solución para que las personas pudieran alcanzar la felicidad era aumentar su satisfacción con la vida

Pensaba que la felicidad podía dividirse en tres elementos:

Positive Emotion, que son las emociones positivas que contribuyen a tener una vida placentera. Engloba todas las variables subjetivas que caracterizan el bienestar: placer, éxtasis, comodidad, calidez, etc. Son sensaciones que se sienten en el presente. Engagement, que es el compromiso con alguna actividad agradable; y Meaning, que es el sentido o propósito que le damos a lo que hacemos.

 

De la Felicidad al Bienestar

 

El Bienestar

En 2011, en su nuevo libro “Flourish”, (“La vida que florece”. Barcelona: Ediciones B), Seligman reformula sus ideas sobre psicología positiva y propone una nueva “Teoría del bienestar”. Afirma que detesta la palabra felicidad, pues su excesivo uso ha hecho que, a su juicio, ésta carezca de sentido. El autor asegura que la felicidad no puede definirse por la satisfacción con la vida. Por ello ha reformulado su planteamiento creando la “Teoría del Bienestar”, que ya no está centrada en la felicidad y en la medición de la satisfacción con la vida, sino que se centra en el bienestar y mide cinco componentes:

Esta clasificación es conocida como PERMA, según sus siglas en inglés:

Positive emotions (Emociones positivas): las emociones positivas siguen siendo fundamentales para el objetivo del ser humano. Pero en este caso la satisfacción en la vida y la felicidad ya no son el punto focal de la psicología positiva, sino que pasan a ser elementos del bienestar, nuevo enfoque de la psicología positiva.

Engagement (Compromiso): al estar plenamente comprometidos con una situación, tarea o proyecto en cualquier área de la vida, hay más probabilidades de experimentar el sentido de bienestar.

Relationships (Relaciones positivas): cultivar relaciones positivas con otras personas. El poder compartir experiencias con otros nutre la vida social e interior, lo que favorece el bienestar.

Meaning (Sentido, propósito): el ser capaz de dar significado a eventos o situaciones permite alcanzar el conocimiento personal.

Accomplishment (Logro): son las metas que motivan a las personas a seguir. Se trata de completar objetivos y de poder sentir que se tiene un camino establecido.

Ninguno de estos elementos puede, por sí solo, definir el concepto de bienestar. No obstante, cada uno aporta características importantes que contribuyen a alcanzarlo.

 

De la Felicidad al Bienestar

 

Tipos de vidas felices 

Para alcanzar la anhelada felicidad no hay un único modelo, el psicólogo diferencia entre tres tipos de vida felices:

La vida placentera. Se trata de una vida donde la persona cuenta con todas las emociones positivas que se pueden tener, pero además de eso, también cuenta con las habilidades para amplificarlas.

La vida de compromiso. Esta es una vida en la que el amor, la crianza de los hijos, el trabajo, el tiempo libre, entre otras cosas, son lo más importante.

La vida significativa. Se trata de una vida en el que cada persona conoce sus propias fortalezas y además las utiliza para bien.

Una vida no es mejor que la otra, sólo se trata de tres “vidas felices” diferentes. Cada quien puede ser feliz alcanzando sus propias prioridades.

 

De la Felicidad al Bienestar

 

Cómo ser feliz

Para ser feliz se necesita mucho más que satisfacción con la vida, es necesario cambiar la idea de que la felicidad es sonreír mucho y estar contento siempre. La felicidad es más una cuestión de bienestar y el bienestar va más allá de sonreír y de sentirse bien. Martin Seligman, nos recomienda diseñar un día hermoso y disfrutarlo. Mostrar agradecimiento a quienes nos hayan aportado enseñanzas en la vida y a quienes hayan colaborado en la construcción de una vida plena.

La felicidad no tiene que ver con relaciones, con dinero, ni lujos

 y mucho menos con tener una imagen corporal ‘perfecta’.

La felicidad es tener bienestar y el bienestar está d

 por los cinco pilares que conforman PERMA.

Imagen: Sabin Balasa

Mamen Lucas

Ona Daurada

 

Artículos relacionados:

https://onadauradaentrena.com/las-tres-energias-mas-importantes-para-vivir/

https://onadauradaentrena.com/vivir-la-vida-como-una-creacion/

https://onadauradaentrena.com/apasionarse-por-vivir/

https://onadauradaentrena.com/como-vivir-plenamente-una-vida-completa-y-satisfactoria-que-es-una-vida-integral/

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *