Ganamos todos o no hay trato

Ganamos todos o no hay trato

 

Así debemos actuar en nuestras relaciones con los demás, aunque suene duro, aunque parezca raro; eso es lo correcto, o ganamos todos o no hay trato. Vale más que no haya trato a que perjudiquemos al otro o nos dañemos nosotros. Siempre que interactuamos con otras personas se pueden producir las siguientes situaciones:

 

Ganamos todos o no hay trato

 

Gano/pierdes

Este es un enfoque autoritario, “Si yo gano, tu pierdes”.

Cuando la persona actúa así utiliza su posición superior, el poder, los títulos, las posesiones o simplemente su personalidad.

La mayoría de las personas tenemos profundamente inculcado esta mentalidad desde el nacimiento.

 

Ganamos todos o no hay trato

 

Pierdo/ganas

Otras personas están programadas a la inversa.

“Yo pierdo, tu ganas”, “Adelante, imponme lo que quieras”.

Las personas que piensan así por lo general están deseosas de agradar, de apaciguar; buscan la aceptación o la popularidad.

Tienen poco coraje para expresar sus sentimientos y convicciones, la fuerza de los demás las intimidan.

Es como ser “un chico estupendo”, aunque los chicos estupendos lleguen los últimos, siempre ceden, siempre renuncian a ganar.

 

Ganamos todos o no hay trato

 

Pierdo/pierdes

Es la postura más estúpida. Es la filosofía del conflicto, la filosofía de la guerra. Cuando interactúan dos personas resueltas, obstinadas y egoístas el resultado más probable es que ambas pierdan.

Hay personas que se concentran tanto en su enemigo que vuelven ciegas y solo quieren “hacérselo pagar”, aunque ellas también pierdan.

 

Ganamos todos o no hay trato

 

Gano

A estas personas no les importa lo que lo ocurra a los demás, simplemente piensan “gano” y si los demás ganan o pierden es irrelevante.

Lo que importa es que ellas consigan lo que quieren. Una persona con mentalidad de “gano”, asegura sus propios fines, permitiendo que las otras personas logren los suyos.

 

Ganamos todos o no hay trato

 

Ganar/ganar o no hay trato

Cuando desde nuestra mente y desde nuestro corazón procuramos el beneficio mutuo es un “ganar/ganar”.

Esto significa que los acuerdos o soluciones son mutuamente beneficiosos y satisfactorios.

Todas las partes se sienten bien y comprometidas.

Ganar/ganar es ver la vida como un escenario corporativo, no competitivo.

Se basa en el paradigma de que hay mucho para todos, de que el éxito de una persona no se logra a expensas o excluyendo el éxito de los otros.

Ganar/ganar se basa en la creencia de que existe una tercera alternativa.

No se trata de tu éxito o el mío, sino de un éxito “mejor”, de un camino superior.

Si no se consigue una solución sinérgica, (en la que todos estuvieran de acuerdo), si no podemos encontrar una solución que beneficie a ambas partes, consideremos de común acuerdo:

“No hay trato, tal vez en otra oportunidad podamos ponernos de acuerdo”.  

 

Fuente: Stephen R. Covey

Imagen: Cecile Veiham

Mamen Lucas

Ona Daurada

 

Enlaces relacionados:

https://onadauradaentrena.com/la-fuerza-del-si-del-conflicto-al-acuerdo/

https://onadauradaentrena.com/el-poder-de-la-precision-en-la-comunicacion/

https://onadauradaentrena.com/las-senales-inconscientes-del-cuerpo-gestos-de-agrado-y-rechazo/

https://onadauradaentrena.com/la-influencia-de-la-comunicacion-no-verbal/

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *