MIrar el pensamiento

MIRAR EL PENSAMIENTO

 

La actitud inteligente de la persona que ama a la verdad es preguntarse: Si hay una inquietud, una insatisfacción en mi vida, si hay una ansiedad que pueda derivar en estrés o puede derivar en depresión, ¿por qué no miro a qué se debe? En lugar de querer taparla o disimularla ante los demás o ante mí mismo, ¿por qué no la miro?  Podrá tener distintos matices en cada una de las personas, pero siempre se deberá a que me he alejado de la verdad, que no estoy siendo, expresando o manifestando mi verdadera naturaleza, que no vivo de una manera auténtica.

El conjunto de miedos y deseos forman un grupo común, porque desear y temer es lo mismo; están ocasionados por una carencia, porque algo nos falta. Siempre imagino que esa carencia la va a llenar alguna cosa. Y si veo a lo largo de la vida que voy adquiriendo cosas, situaciones, una pareja, una casa, un trabajo, viajes varios y sin embargo sigue ese malestar, esa inquietud.

 

MIRAR EL PENSAMIENTO

 

El pensamiento ¿Qué es el pensamiento?

Lo opuesto a este camino es el simple preguntarnos por qué existe esa inquietud. Podemos mirar, ¿quién nos ha dicho que o podemos comprender la vida, que no podemos comprender el sentido de la vida? ¿No sería un pensamiento? Nos ha influido un pensamiento, sin duda, porque lo tomamos por la verdad. Me parece que deberíamos mirar los pensamientos, con cuidado, dejar que la inteligencia los vaya viendo. Quedarnos en silencio, en soledad de cuando en cuando y mirar todo lo que va pasando por la mente. Sólo entonces sabríamos de que está hecho el pensamiento y no lo tomaríamos en serio. ¿Conocemos lo que el pensamiento es? Es un fantasma, una sombra de la verdadera luz; no es nada y nos estamos dejando mover por esa nada.

 

MIRAR EL PENSAMIENTO

 

Hay algunos pensamientos enormemente negativos; todos lo son en la medida en que nos distraen de la verdad, pero algunos especialmente, como pensar que no tengo la capacidad para ver la verdad, para llegar a ser un ser humano libre y vivir una vida auténtica. Un pensamiento piensa eso; el pensamiento de ese “yo” que creo ser, piensa: “Yo no tengo capacidad”; y dice la verdad, un pensamiento no tiene capacidad. Pero se me escapa el hecho de que yo no soy el pensamiento. ¿Cómo me he dejado hipnotizar por él? Para despertar de esa hipnosis habré de mirar y mirar. No hay otra manera. Mirar el pensamiento y al mirarlo y verlo tal cual es, irá desapareciendo todo el ruido que hay alrededor de él, toda su obra, todo el sueño que ha ido creando. Es como desnudarlo. Ya no aparenta nada sino lo que realmente es, una sombra, un reflejo de la inteligencia, distorsionado ya, enormemente limitado. El ruido que produce el pensamiento está compuesto por emociones: el temor, la ambición, la envidia, los celos.

 

MIRAR EL PENSAMIENTO

 

Las emociones

Las emociones son el ruido del pensamiento, porque se van formando alrededor de opiniones, de creencias equivocadas. No existen en la contemplación de la verdad.

Mi vida nacida de esta manera tiene que ser inauténtica, tiene que ser conflictiva y frustrada, para mí y para todos los demás que me rodean, porque lo mismo que hago conmigo, tratarme de manera inadecuada, hago con los demás. Cuando me exijo cosas en base a una ambición exijo también a los demás y puedo tenerlos angustiados por mis exigencias. Cuando tengo miedo, atemorizo a los demás. El ruido del pensamiento llega a ser ensordecedor, porque de unos a otros se van comunicando esas emociones.

Hay una cosa que hemos de tener clara porque, aunque de momento nos parezca triste, es muy liberadora: no hay solución en el ámbito del pensamiento, no hay ninguna solución ahí. Dejemos a un lado esas aparentes soluciones técnicas, que no pasan de la zona superficial de la conciencia. Si comprendiera cual es la verdad no tendría interés en hacer ninguna técnica.

Para comprender desde la verdad, es preciso contemplar: salirse y observar.

Así sobreviene un silencio psicológico y se vive lo nuevo, la verdad.

Fuente: Consuelo Martín

Imagen: Connelly Caitlyn

 

Artículos relacionados:

https://onadauradaentrena.com/los-ocho-elementos-que-originan-un-sentimiento-profundo-de-disfrute-experiencia-optima-que-denominamos-flujo/

https://onadauradaentrena.com/serenidad-la-serenidad-es-la-marca-de-la-vida-espiritual/

https://onadauradaentrena.com/el-universo-esta-hecho-de-energia-e-informacion-es-decir-de-conciencia/

https://onadauradaentrena.com/que-es-el-silencio/

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

4 comentarios en “MIrar el pensamiento

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *