El conocimiento de la realidad. La Filosofía perenne.

El conocimiento de la realidad. La Filosofía perenne.

 

El ser humano necesita comprender lo que se le presenta como “realidad”, lo conocido e incluso lo que sospecha que existe o  desconocido. Al tratar de estudiar lo  que es real, se encuentra con una realidad dividida en dos sectores; lo que percibe, aquello que ve y toca, es decir, ¿Qué son las cosas? ¿Qué son las personas? ¿Qué es el mundo exterior?  Y por otra parte, algo previo, ¿Qué soy yo que percibo todo esto?

Las dos vías empleadas para comprender la realidad son diferentes. Por una parte, el campo de la realidad que se puede percibir por medio de los sentidos y la razón: el conocimiento científico; y por otra,  la vía de la intuición, la intuición que todo ser humano tiene en el fondo de la conciencia y  que le hace preguntarse, ¿Quién soy yo? A esta vía se le conoce como misticismo.

Sin embargo, aunque los Científicos se interesan en el conocimiento racional y los Místicos en el intuitivo, ambos conocimientos se dan en los dos campos.

 

El conocimiento de la realidad. La Filosofía perenne.

 

Conocimiento científico

En la ciencia el conocimiento se obtiene a través del proceso de la investigación científica que se realiza en tres etapas: primero, reunir evidencias experimentales del fenómeno que se va a explicar; luego los hechos experimentales se correlacionan con símbolos matemáticos y se resuelve un esquema matemático que interconecta estos símbolos de manera precisa y congruente, esto es un modelo matemático o una teoría; y por último, esta teoría se emplea para predecir los resultados de experimentos posteriores.

Finalmente hay que buscar un lenguaje ordinario para hablar de estos logros a quienes no son científicos.

Este conocimiento racional conforma la mayor parte de la investigación científica, pero no es el único, todo esto seria inútil sino estuviera complementado por la intuición, que es lo que le da a los científicos nuevas ideas y los hace mas creativos, pero estas ideas intuitivas no son útiles a la ciencia a menos que sean formuladas dentro de una estructura matemática y explicadas en un lenguaje sencillo.

 

El conocimiento de la realidad. La Filosofía perenne.

 

Misticismo oriental

Si existe un elemento intuitivo en la ciencia, también se da un elemento racional en el misticismo oriental, variando mucho de una escuela a otra, así las escuelas vendeta hindú  o budista son altamente intelectuales, mientras que los taoístas sienten una profunda desconfianza hacia todo lo que sea razón y lógica.

 

El conocimiento de la realidad. La Filosofía perenne.

 

¿Qué es la Filosofía perenne?

Al conjunto de explicaciones de la realidad con fundamento en la experiencia interior de la conciencia se le ha llamado: Filosofía perenne, aunque también podría calificarse simplemente: Sabiduría.

La filosofía perenne es esa visión del mundo que comparten la mayor parte de los maestros espirituales, filósofos, pensadores e incluso científicos del mundo entero. Así como todas las religiones.

Se denomina perenne o universal porque aparece implícitamente en todas las culturas del planeta y en todas las épocas.

Lo mismo la encontramos en India, México, China o Japón  que en Egipto, el Tíbet, Alemania o Grecia.

Y en todas partes presenta siempre los mismos rasgos fundamentales, es un acuerdo universal en lo esencial.

 

El conocimiento de la realidad. La Filosofía perenne.

 

Los siete rasgos fundamentales

Estos rasgos o puntos fundamentales en común son muchos, pero podemos considerar siete primordiales.

1.- El Espíritu existe.

2.- El Espíritu está dentro de nosotros.

3.- A pesar de ello, la mayor parte de nosotros vivimos en un mundo de pecado, de dualidad y separación, estamos en un estado de caída ilusorio y no nos percatamos de ese Espíritu interno.

4.- Hay un Camino que conduce a la liberación para salir de este estado de caída, pecado o ilusión.

5.- Si seguimos este camino hasta el final, llegaremos  a un Renacimiento, a una Iluminación, a una experiencia directa del Espíritu interno o a una Liberación Suprema.

6.- Esa experiencia marca el final del pecado y del sufrimiento.

7.- El final del sufrimiento nos lleva a una acción social amorosa y compasiva hacia todos los seres sensibles y a ayudar a todos los seres humanos a alcanzar la liberación suprema.

Tanto los científicos como los místicos se encuentran con la dificultad 

de que la descripción verbal de la realidad es imprecisa e incompleta. 

 

Fuente: Ken Wilber

Imagen: Ben Goossens

Mamen Lucas

Ona Daurada

 

Artículos relacionados:

https://onadauradaentrena.com/los-tres-pasos-del-conocimiento-espiritual-del-yo/

https://onadauradaentrena.com/segun-la-psicologia-sankhya-podemos-distinguir-tres-tipos-de-inteligencia-individualizada/

https://onadauradaentrena.com/el-yo-superior-y-la-tarea-vital-de-cada-uno/

https://onadauradaentrena.com/el-alma-la-luz-secreta-dentro-de-nosotros/

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *